Citas célebres

"Desde que cogí tu libro hasta que lo dejé me desternillé de risa. Pienso leérmelo algún día." Groucho Marx.

sábado, 25 de agosto de 2012

Festín de Cuervos - George R. R. Martin

Cuarto libro de la saga Canción de Hielo y Fuego y probablemente el más flojo de todos, aunque aun así es bastante mejor que la media. En esta novela sigue contando la historia con un punto de vista en cada capítulo, pero el autor quería añadir a tantos personajes que el libro le iba a quedar excesivamente largo (como si no fuesen ya bien grandes de por sí). Por ello, este libro solo cuenta la historia desde el punto de vista de la mitad de los personajes, y la otra mitad ocurre en Danza de Dragones.

Spoilers a partir de aquí.

Como se ve en la portada, por fin descubrimos más de los Greyjoy. Victarion tiene algunos de los capítulos que más me han gustado, donde nos cuenta por qué Euron tuvo que abandonar las islas. Me gusta que sea tan bruto, tan cruel, que no se corte a la hora de hablar. Euron, sin embargo, ha sido una decepción. Quizá esperaba demasiado de su personaje, pero ha resultado que no es más que un pichabrava que se ha enamorado de Daenerys tras verla desde lejos. La única esperanza que tengo en este familia es que Victarion y Asha nos den una buena historia.

También tenemos a Sam, que viaja a Antigua con el maestre Aemon, Elí y su hijo. ¿Su hijo? Nooo, su hijo nooo. Por fin vemos que Jon Nieve no es la hermana de la caridad que pensábamos. No le importa que maten al hijo de Elí, pero protege al hijo de Mance. Estos capítulos son bastante aburridos, se limitan a escuchar al maestre chochear y a Sam quejarse. No tengo ningún interés en saber lo que pasa con Sam.

Camino a Braavos tenemos a Arya, continuando con su programa "Un país en la mochila", y ahora expandiéndose más allá de Poniente. Tiene pocos capítulos y todos aburridillos. No cuenta nada interesante, solo un pequeño encuentro que tiene con Sam.

En Desembarco tenemos a Cersei, maquinando planes para ganar la guerra y que nadie le arrebate su trono. Estos son los mejores capítulos del libro. Cersei cree ser la Tywin Lannister femenina, y la verdad es que algunos de sus planes no son malos, pero no es la gran estratega que ella cree. Y todo ello, los líos en los que se mete y las observaciones que hace sobre los lameculos de su alrededor, son geniales. Nos deleita con comentarios como "Ese hombre es más inútil que los pezones en una coraza". Sus peleas con Margaery, incluso cuando son a través de Tommen, son también geniales.


Jaime tampoco defrauda, y aunque no es tan genial como en Tormenta de Espadas, sigue teniendo esa chispa que le caracteriza y el capítulo en el que acampa enfrente del castillo de Aguasdulces lo demuestra. Brienne, en cambio, no cuenta nada interesante. Supongo que por eso decidió Martin acabar con ella, lo que me dolió, porque me gustaba mucho su personaje.


Otro de los personajes que tuvo muy buenos capítulos fue Sansa. Aunque en los anteriores libros la chica no sea más que un cero a la izquierda, tanto en Tormenta como aquí tiene una historia interesante. Meñique da escalofríos por la relación que tiene con Sansa, pero tengo ganas de ver qué trama y cómo terminan sus planes. Este hombre no para de sorprender.

Por último están los Martell. Tiene muchos capítulos, pero los primeros no cuentan nada significativo. Nos presentan a las bastardas de Oberyn y Doran se pasa el día reflexionando sobre la vida. No es hasta el último par de capítulos, cuando Doran nos cuenta su plan maestro, que de verdad tengo ganas de saber más de esta familia. Hasta ahora parecía que lo único que hacían era follar y montarse tríos, incluso con su familia.


Por lo demás, todo sigue igual. Martin sigue matando a personajes a docenas. De hecho, si este libro se llama Festín de Cuervos es porque para el final del libro, los cuervos se han dado un verdadero festín con todos los cadáveres que han dejado. Sigue contando cosas sin dar rodeos, aunque ello te deje en shock (como la muerte de la mujer de Victarion). Descripciones detalladas pero sin ser excesivas. En este libro ha habido menos acción y más monólogos interiores.

Aunque ha sido el peor libro de la saga hasta ahora, sigue siendo muy bueno. Por ello, creo que merece la pena leerlo y seguir con la saga.

Imágenes de elia-illustration: http://elia-illustration.deviantart.com/

4 comentarios:

  1. Meñique es el mejor jugador. Su relación con Sansa es de lo más interesante de la saga...

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo, Meñique sabe perfectamente lo que hace. Y Sansa cada vez me gusta más. Está aprendiendo mucho de Meñique y me parece que podría ser una jugadora importante en el futuro.

      Eliminar
  2. Me encanta la saga a través de tus ojos. Especialmente lo de que Euron es un pichabrava! XD

    Yo no apostaría a que muere Brienne (o igual no me enteré bien cuando lo leí!!)

    Espero con ganas la siguente entrega! (de tu blog)

    Fdo. El artista antes conocido como Lebobski

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que eso es lo que hace Euron, hablar de lo genial que es (chulo playa) y de las mujeres a las que se ha follado (y ha violado), y termina con que quiere cruzar medio mundo para meterla en caliente. ¡Es el Austin Powers de Poniente!

      Quiero pensar que Brienne sigue viva, pero yo entendí que la habían ahorcado. Ojalá me equivoque, porque aunque sus capítulos eran aburridos ella me gustaba.

      (El blog lo tengo moribundo porque me están desangrando a trabajos y no consigo leer nada xP).

      Eliminar